lunes, 15 de julio de 2013

"Hoy es imprescindible y necesario echarse unas risas"

Sobre "El sentido del humor y el optimismo: base para la humanización de la salud e insustituible aporte terapéutico" hablará durante tres  días en el ISTIC, José Juan Rivero, columnista de DIARIO DE AVISOS, así como Psicólogo, Experto en Psicología Positiva, y profesor del ISTIC. Como José Juan Rivero apunta, "este curso se trata de encontrar lo positivo, echándonos unas risas y aprendiendo, que buena falta nos hace". Quizá algo harto difícil en los tiempos que estamos padeciendo, pero toda una  invitación que Rivero hace para los días 15, 16 y 17 en su curso que se celebrará en las instalaciones del ISTIC, sitas en el Seminario Diocesano.

-¿Se pueden echar unas risas en un despacho, la consulta de un psicólogo?

-“Es más, yo diría que es hasta imprescindible echarse unas risas. No entendamos la risa como algo extraño al ser humano, simplemente es propia a nosotros, desde que nacemos emitimos una respuesta refleja que es la sonrisa, con la que venimos programados genéticamente para fomentar la comunicación con otros iguales. Además, la risa produce efectos en nuestro cerebro y nuestro cuerpo que potencian un estado de satisfacción y bienestar ya que liberamos. Te ayuda a liberar endorfinas, serotonina y resulta un calmante natural para tu cuerpo. Así que si te duele algo, sonríe”.

-¿Ser positivo hoy en esta sociedad es posible?

-“Es posible y en mi opinión es imprescindible, la situación actual no hace más que mandarnos mensajes negativos, donde la persona queda relegada a un segundo término y es la economía la única que debe de ser sanada, existe un olvido y un abandono del bienestar personal, y todo ello nos golpea directamente. Si no somos capaces de cambiar las lentes con las que miro el mundo y, como dice una amiga, mochilear con herramientas que potencien en mí el optimismo, que me ayuden a integrar esta situación y a sacar ventaja de la misma, estaremos relegados a la tristeza, la ansiedad y el desespero. Piensa que nadie va a solucionar esto por ti, no existen las soluciones mágicas y en muchos casos las fuerzas están orientadas hacia otros factores materiales y lejanos al ciudadano de a pie, así que no te queda otra, eres tú el único responsable de afrontar esos miedos o frenos que te paralizan, y si no somos positivos y creemos que podemos solventar estas situaciones, que te queda, esperar”.
 

-¿Hemos perdido el sentido del humor, algo muy propio de  la idiosincracia del canario?

-“No, más bien hemos cambiado la actitud con la que afrontamos la vida, por causa de la cultura del falso éxito, como ha quedado demostrado con esta crisis y que hemos aprendido. Respondemos a una serie de mitos que nos ponen freno a nuestro sentido del humor, entendemos que la seriedad es sinónimo de profesionalidad, y nada más lejos de la realidad, las personas esperan de los profesionales que seamos cercanos, que les alejen de la fragilidad y la victimización, y eso se olvida en muchas ocasiones”.

-¿Un parado en la cola de la Oficina de Empleo puede sonreír a la vida?

-“Te respondería con otra pregunta, ¿y si no le sonríe a la vida que le queda? Ya es duro para todas las personas que sufren el problema del paro, donde las perspectivas de conseguir un empleo en muchos casos es compleja, si no le sonríes a la vida no harás un análisis real de la misma, y puedes ser víctima de la situación, eso te deja inmovilizado para poder realizar un análisis positivo de tu situación. Debes de desprenderte de ese sufrimiento. Pero la solución no está en olvidar lo malo, en apagar lo negativo. Existe una tendencia de muchos en pensar que ésta es la solución y te dicen: Se feliz… Sin más. Todo esto lleva un proceso de aceptar la situación, de incorporar herramientas a tu vida, de conocer tus emociones, de conocer tus fortalezas y ponerlas en marcha, etcétera. Y sin duda, el sentido del humor como fortaleza humana y la risa como respuesta de alivio, potencian todo esto. No nos olvidemos, como planteamos desde la psicología positiva, que esto es ciencia, y no vale todo”.

-¿Es terapéutico el buen humor, científicamente?

-“Como te comentaba anteriormente, es muy terapéutico. Las ventajas son múltiples. Por ejemplo reduce el estrés, lo que permite una mejor gestión de los problemas, potencia la salud incidiendo directamente sobre nuestro sistema inmunológico, además de potenciar una visión positiva ante la enfermedad, lo que potencia una mejor adherencia a los procesos terapéuticos complejos como la diabetes, el cáncer o los problemas cardiacos. Potencia además nuestras capacidades y potencialidades cognitivas, es decir, mayor rapidez de procesamiento, de búsqueda de alternativas, potencia la creatividad y el aprendizaje, bueno y podría seguir. Lo mejor es ser positivo y reír a la vida”.


3 comentarios:

Gregorio Castro dijo...

José, chas, eres una pasada. No conocía el tema este de Istic. Ya me contarás de qué va la movida, pero lo que sí me parece alucinante es verte en el periódico, en el Diario, como te leí ayer. Te estoy siguiendo, por cierto, todos los viernes en tu columna semanal. Es fuerte el tema de que la hayas llamado "En Positivo", me parece. Menudo tema de comunicación tiene que tener el Istic para que te hayan metido en el Diario, y un lunes tío. Por cierto, el rollito de tocar el humor en nuestro mundo de la psicología, buen tema, como decíamos en la marcha marchita Lo que me parece más alucinante es que la Iglesia esté abriendo las puertas y dejen tratar temas como éste en una Escuela de Verano. Qué pasada, tío, y es el Jose el que está en medio. Nada seguiré las noticias que vaya viendo del Istic, de ese Instituto, porque me imagino que tú seguirás apareciendo, porque en ti tienen un filón. Una pasada tío verte en el Diario, por cierto, ha ido mucha gente al curso. Ya me contarás. Mucha m... tío, un abrazote de Gregorio, Goyito, tío. Felicidades a ti, a centro que lo monta, y al Diario. Oye por cierto también te vi por la tele, metiéndome en las noticias del Istic. Perdona tío, sé que me estoy enrollando y habrá más gente que quiere opinar. Palante, coleguita, a ti y a esta Iglesia que parece que se está moviendo.

Alonso Alamo dijo...

Primero me gustaría gritar un "Viva la Virgen, viva de Los Reyes", desde Valverde, para toda la gente del Istic, también para José Juan, que no sé si se acordará de mí, y para todo el Istic, para don Juan Pedro, don José Domingo, y para ese muchacho de pelo blanco, el periodista del Istic, no me acuerdo cómo se llama, no sé si era Jorge. Da igual, lo que es alucinante es enterarme desde Valverde, en plena Bajada, que el Istic se sigue moviendo. Gente, como decía mi tío el cabrero, el rebaño de la Iglesia, no olvides que ese siempre se mueve. Me hubiese sentado genial ir a este curso, pero la Bajada y la Virgen, amigos, es lo primero. De verdad, felicidades y a seguir haciendo así de bien. Son unos fenómenos. En invierno me matricularé como todos los años de los cursos y de Fe y Cultura. Ya le daré el coñazo a Jorge, el periodista, y David llamándolo a Secretaría. ¡Viva la Virgen de los Reyes! ¡Viva!

José J Rivero Perez dijo...

Muchas gracias Goyo por tus palabras, me alegra que te guste, en el ISTIC me siento super cómodo trabajando los temas que me gustan,desde la psicología positiva y el Bienestar. Un abrazo.
Alonso, gracias por tus comentarios, claro que me acuerdo, pues quizás es cuestión de organizar algo a lo grande en el Hierro. Un abrazo.